Noticias

Jun 2, 2021

INTI FEDERAL

Consejos asesores regionales: Una estrategia de desarrollo federal en marcha

El gran desafío de estos nuevos espacios de articulación público - privada que impulsamos desde el INTI es acompañar los proyectos de industrialización de cada región del país mediante la construcción de una agenda común junto a los actores productivos y los gobiernos locales. A continuación, presentamos los ejes de trabajo definidos en cada encuentro y la mirada de nuestros referentes regionales.

Consejos asesores regionales
EN ROSARIO. Cada encuentro resultó una oportunidad para conocer en persona las capacidades de los laboratorios y sedes regionales de la mano de su personal

Convencidos de que establecer mecanismos permanentes de diálogo y consolidar una dinámica institucional de trabajo con los diferentes representantes de los ecosistemas regionales es un paso fundamental para avanzar en uno de los ejes estratégicos del INTI, como es el desarrollo productivo en todo el país, pusimos en marcha los Consejos Asesores Regionales.

Estos nuevos espacios forman parte de la estrategia de desarrollo federal y de articulación con diversos actores del entramado productivo y del sistema científico-tecnológico que venimos impulsando desde el comienzo de nuestra gestión en función de las políticas definidas por el Ministerio de Desarrollo Productivo.

Los Consejos Asesores Regionales funcionan como órganos consultivos en materia de desarrollo tecnológico para cada una de las seis regiones: NOA, NEA, Cuyo, Patagonia y las regiones Centro y Pampeana; y están integrados por representantes del ámbito público y referentes del sector productivo. Su propósito es conocer, evaluar y realizar propuestas relacionadas a las políticas públicas de impacto en el sector productivo, además de estar habilitados para proponer iniciativas que resulten pertinentes para consolidar la misión y funciones de nuestro instituto.

Con este impulso, en diciembre pasado, junto al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, lanzamos los Consejos Asesores Regional y Sectorial; y, en el mes de marzo, inauguramos la agenda de reuniones de los consejos regionales en la ciudad de Córdoba, como sede de la región Centro, que continuaron con las ciudades de San Juan como sede de la región Cuyo; Tucumán por NOA; Neuquén por Patagonia; el Parque Tecnológico Miguelete por Pampeana y, de manera virtual, Posadas, por la región NEA.

“A los primeros que convocamos para la conformación de los consejos regionales fue a los ministros de industria de cada provincia, a quienes les pedimos que designen dos cámaras empresarias para que los acompañen. De esta manera, logramos que en cada consejo estén representados los diversos actores del entramado productivo y con ellos ya hemos mantenido las primeras reuniones de cada consejo”, explica la gerenta de Relaciones Institucionales y Comunicación, Fernanda Becce.

Como resultado de los encuentros, quedaron seleccionados proyectos estratégicos que definieron los propios consejos de cada región y que queremos compartir con ustedes.


http://ftp.inti.gob.ar/gacetillas/intercambios_33/04_nota_1_2_consejos_regionales.jpg
EN MENDOZA. Fernanda Becce y Rubén Geneyro junto a lxs técnicxs del Laboratorio del Departamento de Desarrollo de Cadenas de Valor Agroindustriales de la región Cuyo

CENTRO

En el primer encuentro del Consejo Asesor Regional se plantearon como ejes estratégicos transporte y maquinaria agrícola, y equipamiento para la industria alimenticia. Otra línea de trabajo avanzada planteada fue el desarrollo de alimentos diferenciados, con énfasis en la diversificación de la producción orgánica.

“Actualmente estamos llevando adelante reuniones con las mesas sectoriales para avanzar en los proyectos, con la participación de empresas, cámaras y organismos de gobierno provinciales. En torno a maquinaria agrícola, se planteó la necesidad de realizar ensayos y certificaciones prioritarias para el sector y avanzar en la validación de productos. También estamos trabajando, mediante un convenio con la Universidad Nacional de Rosario, en la puesta en marcha de un laboratorio de ensayos barras cardánicas.

En relación a transporte de media y larga distancia, surgieron, en el contexto de la pandemia, nuevas necesidades y demandas tecnológicas de equipos y de certificaciones. Para el sector de remolques, creamos un equipo que será liderado por nuestra sede de Córdoba, y para el caso de los carroceros, (industria que se concentra 100% en Rosario), por nuestra sede Rosario.
Por otro lado, la sede Rafaela lidera la mesa de equipamiento para la industria alimenticia y Entre Ríos, junto con Córdoba, la de alimentos diferenciados.

Las mesas sectoriales ofrecen la posibilidad de mostrar, articular y complementar el potencial que tiene el INTI y las sedes regionales, para debatir problemas y dar respuestas a las necesidades técnico-productivas locales. Nos facilitaron la integración y la conformación de equipos de trabajo interdisciplinarios y transversales”.

Hernán Zoff
Subgerente Regional Centro

CUYO

Los tres ejes y sectores estratégicos definidos por el consejo asesor cuyano fueron la industria manufacturera de la región, la diversificación de la producción orgánica y las energías renovables. Mejorar la cadena de valor del sector minero y asistir para implementar transversalmente tecnologías 4.0 también fueron incorporadas a la agenda de trabajo.

A la visita a empresas que reciben nuestra asistencia técnica en Mendoza, San Juan y al polo tecnológico de esa provincia, se sumaron tres firmas de convenios: Junto al Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) suscribimos un nuevo acuerdo con el objetivo de asegurar la trazabilidad metrológica en las mediciones de vinos.

También firmamos dos convenios específicos con la Universidad Nacional de San Juan, referidos a industria 4.0 y a diseño en el ámbito productivo. El primero de ellos apunta a reducir la brecha digital en la industria y favorecer el acceso a la tecnología por parte de los diferentes actores, mientras que el segundo da continuidad al programa Diseñador en la empresa 2021 (ProDise2021) que veníamos impulsando con el objetivo de posicionar a las empresas a nivel nacional e internacional.

“Actualmente estamos avanzando en una agenda conjunta respecto de Industria 4.0 entre instituciones para complementar capacidades, orientados a innovar en productos, procesos y tecnología; en formación de RRHH; y en la generación de proyectos interinstitucionales que aporten a la mejora de competitividad del medio socio productivo.

La promoción y aplicación del paradigma 4.0 es el eje estratégico que representa un mayor desafío para el INTI porque se trata de un nuevo concepto marcado por el avance de las tecnologías de la información en el que las industrias y pymes tienen diferentes niveles de conocimiento y de aplicación.

Por su parte, la industria manufacturera de la región de Cuyo se caracteriza por su diversificación. Los ejes estratégicos que se plantearon en el Consejo Asesor Regional son promover la adopción del paradigma 4.0, contribuir al fortalecimiento y diversificación del entramado productivo local de la región, y contribuir a la mejora de competitividad de las Pymes.

La dinámica de los consejos asesores regionales permitirá alinear nuestras líneas estratégicas con los objetivos que son comunes a todos los integrantes de las instituciones públicas y privadas que lo conforman, orientando los recursos en ese sentido”.

Mirta Possetto
Subgerenta Regional Cuyo

NOA

Los ejes estratégicos que se presentaron durante el primer Consejo Regional NOA fueron eficiencia energética en PyMES, desarrollo de tecnologías de energía renovable y producción sustentable, implementación de tecnologías de gestión para la mejora de la productividad de las pequeñas y medianas empresas, desarrollo de proveedores para la minería y fortalecimiento de la industria textil -con particular énfasis en el sector algodonero y de fibras de camélidos-.

A su vez, las provincias solicitaron profundizar la asistencia en la industrialización de alimentos y en producción orgánica, que representa una gran oportunidad para la diferenciación y el agregado de valor con vistas a la exportación.

“Alrededor del 80% de los alimentos orgánicos que se originan en el NOA corresponden a la producción primaria que está casi completamente orientada a la industrialización de commodities.

Existe una amplia variedad de productos debido a la diversidad climática de la región. Esto genera la oportunidad de contar con una multiplicidad de materia prima para desarrollar nuevos productos que actualmente demanda el mercado interno y externo.

Contamos con dos herramientas estratégicas para el desarrollo de la industrialización de la producción orgánica: la primera, una planta piloto modelo a nivel nacional de desarrollo de productos frutihortícolas. La segunda herramienta es el programa nacional INTI “DPO” de apoyo al Agregado de Valor a la Producción Orgánica Regional de Alimentos. En este marco, estamos trabajando en la optimización, adecuación y/o desarrollo de procesos y productos impulsando la diversificación de la matriz alimentaria, asistiendo desde bodegas en el norte de Jujuy, hasta el desarrollo de frutas finas congeladas en el oeste de Tucumán.

Dentro de la región se generaron capacidades únicas en temas específicos de alimentos: en cultivos de cereales andinos como quinua, amaranto y diferentes pseudocereales; o bien vinos de altura que son solamente propios de esta región del país.

La conformación de consejos regionales en INTI desde la mirada local consolida una agenda estratégica para el desarrollo industrial y productivo de la región con los gobiernos y actores fundamentales del sector privado, respetando las prioridades de cada una de las provincias que la componen.

Hacia lo cotidiano (lo interno), nos ordena en el uso eficiente de los recursos y fortalece en la capacidad de consolidar equipos de trabajo interdepartamentales e interprovinciales. Focaliza las energías en proyectos con visibilidad e impacto regional, para mejorar las capacidades de respuesta, sin perder los roles fundamentales de la institución”.

Ramiro Casóliba
Subgerente Regional NOA

http://ftp.inti.gob.ar/gacetillas/intercambios_33/05_nota_1_3_consejos_regionales.jpgEN CÓRDOBA. -Durante los encuentros regionales también se visitaron PyMEs vinculadas al instituto. En esta foto Rubén Geneyro, junto a profesionales de la sede de Córdoba y Metalúrgica Gerbaudo S.A.

PATAGONIA

Durante el encuentro del consejo regional patagónico, se hizo hincapié en el desarrollo de proveedores, la diversificación de la producción orgánica, parques industriales, certificación de equipos para el sector de petróleo y gas, y el sector productor de cerezas, cuya exportación creció un 13,5 por ciento en los últimos cincos años, con China como principal destino.

En lo que respecta al eje de trabajo de desarrollo de proveedores, se busca focalizar los esfuerzos en las actividades de petróleo y gas, la industria naval y la minería; mientras que en el caso de producción orgánica, se plantea trabajar con los sectores textil, cueros y frutihortícola.

“Desde el INTI trabajamos con distintas operadoras del sector de petróleo y gas en programas de desarrollo de proveedores. En el transcurso de los últimos años, realizamos trabajos con YPF, Pan Américan Energy y Tecpetrol.

Estos programas nos permiten identificar necesidades sectoriales y capacidades instaladas en las empresas, para poder cruzarlas con posibles desarrollos tendientes, por ejemplo, a sustituir importaciones. Además de llegar con servicios INTI y buscar mejorar los estándares de la industria, construir un mapa sectorial de capacidades es un valor agregado que podemos ofrecer al sector.

El lanzamiento de los consejos regionales permitió volver a poner al INTI en agenda de los gobiernos provinciales y de las principales cámaras. Trabajar sobre temáticas consensuadas y de forma articulada nos permite aunar esfuerzos y establecer objetivos con impacto en sectores estratégicos para la región”.

Fernando Barril
Subgerente Regional Patagonia

PAMPEANA

En el caso de la región Pampeana, se definió avanzar con proyectos ligados a la diversificación de la producción de alimentos y agregado de valor mediante la incorporación de desarrollos; el diseño e ingeniería de equipos y maquinarias; ingeniería de plantas de tratamiento de efluentes y valorización de residuos; eficiencia energética en la industria; y agregado de valor a los granos convencionales y orgánicos.

“La producción orgánica de alimentos, especialmente granos, es un eje importante a la hora de impulsar el crecimiento de los productores primarios en una integración vertical que los acerque al mercado de consumo. El desarrollo de alimentos, la implementación de sistemas de calidad y la certificación, son ejes de trabajo que el INTI debe acompañar.

En este camino de crecer y diversificar la producción de alimentos, y más aún cuando se afrontan procesos de innovación, el diseño de equipos y maquinarias puede ser una limitante toda vez que no se encuentre disponible la tecnología requerida en términos de escala y prestación. Una de las propuestas de trabajo que propondremos a la mesa de Diseño e Ingeniería de equipos y maquinarias estará en línea con el fortalecimiento de talleres metalmecánicos de modo que adquieran la capacidad para afrontar el desafío del diseño y la ingeniería que la industria requiere.

También consideramos prioritario trabajar en proyectos vinculados a la ingeniería de plantas de tratamiento de efluentes y valorización de residuos, que además de contribuir a una producción enmarcada en el paradigma de proyectos verdes, permite el aprovechamiento de residuos para producir bienes con valor agregado o energías renovables.

Todas estas propuestas que venimos desarrollando se verán potenciadas por el vínculo clave con los distintos actores públicos y privados de las provincias de Buenos Aires y La Pampa”.

Guillermo Carrizo
Subgerente Regional Pampeana

NEA

En la región NEA se acordó destinar esfuerzos a trabajar en tres ejes: mejora de la productividad y la competitividad de la foresto-industria; modernización de procesos en el sector yerbatero; e industrialización del sector cárnico.

A su vez, se decidió abordar dos temas relevantes en forma transversal a los ejes principales: desarrollo del sector de equipamiento para la industria alimenticia; y desarrollo sustentable de la industria agroalimentaria.

“En foresto-industria apuntamos a la optimización de procesos, mejora de producto final y disminución de residuos y su aprovechamiento energético. Vamos a acompañar a las empresas en la modernización del equipamiento y en la incorporación de tecnología 4.0 en sus procesos. También en la capacitación al personal y asistencia en la mejora de procesos administrativos.

En paralelo, asistiremos al sector yerbatero, basándonos en estudios previos de procesos de elaboración de yerba mate seca y canchada, análisis e implementación de tecnologías de mediciones y monitoreo en líneas de producción; modernización de equipamiento e incorporación de tecnología 4.0 para sus procesos; diseño de líneas de producción; e implementación de BPM.

Por otro lado, vamos a brindar asistencia a salas de faena de la región para la mejora de sus instalaciones y procesos, incorporación de maquinaria, capacitación de personal, reducción de pérdidas, mejoras de producto, y disminución y optimización de residuos.

La agenda de trabajo en el NEA, que ya estaba orientada mayoritariamente hacia estas cadenas de valor y a otras (té, algodón, frutihortícola), se verá aún más respaldada a nivel regional por los referentes de gobierno y de entidades intermedias que conforman cada una de las mesas. De modo que nos permitirá continuar con el trabajo que ya estaba en curso, pero con un mayor acompañamiento de los sectores productivos involucrados y de otros actores regionales que los apoyan”.


Mario Jarzinski
Subgerente Regional NEA

Carmen Canteros
Comunicación Interna
ccanteros@inti.gob.ar
Más Noticias de la categoría Intercambios N°33